Melatonina

La melatonina es una hormona producida por la glándula pineal, una pequeña glándula en el cerebro que juega un papel importante en el ciclo de sueño del cuerpo. El cerebro fabrica esta neurohormona a partir del aminoácido triptófano.

En humanos y en otras especies animales diurnas la secreción de la melatonina se produce durante las horas normales de sueño, a diferencia de los animales nocturnos que están en el máximo de su actividad mientras producen la melatonina. A la melatonina también se la conoce como “la hormona de la noche”. El ciclo de la melatonina es aproximadamente el contrario del ciclo de la temperatura corporal. A las 4 am la temperatura corporal pasa por su mínimo y el nivel de melatonina está en su máximo.

En la comida se encuentran pequeñas cantidades de melatonina, aunque no está claro hasta qué punto la dieta puede influir en los niveles de melatonina del cuerpo. Se desconoce cómo puede causar insomnio así como los detalles de su metabolismo y su excreción del cuerpo.

La melatonina se ha utilizado para ajustar el sistema circadiano en personas con jet lag, trastorno del sueño por turno de trabajo, con síndrome de la fase del sueño retrasada, y algunos problemas del sueño en ancianos. No existen datos sobre su seguridad a largo plazo, y la dosis y fórmula óptimas para cualquiera de estos usos aún no están bien definidas.

Un grupo de trabajo comisionado por la American Academy of Sleep Medicine (Academia Americana de la Medicina del Sueño) publicó una guía en 2007 para médicos con pacientes ciegos con trastornos del sueño, y recomendaba tomar en consideración la administración de melatonina siguiendo un patrón temporal, tal como está indicado para el trastorno por turno de trabajo, para jet lag, para el síndrome de fase del sueño retrasada, y para el trastorno del ciclo sueño-vigilia distinto de 24 horas. Esto es porque las personas ciegas no responden a los zeitgeber de la luz diurna como lo hacen las personas que pueden ver.

Incluso en personas que pueden ver, se ha usado melatonina para tratar el jet lag, en el trastorno por turno de trabajo, el SFRS, el SFSA, para el trastorno del ciclo sueño-vigilia distinto de 24 horas, y para el trastorno del patrón irregular del ciclo vigilia-sueño.

La melatonina se descubrió en 1958 como una neurohormona, aunque se conocía como compuesto químico décadas antes. Ahora la melatonina se puede encontrar en tiendas, comercializada en forma de pastillas (como los suplementos vitamínicos). Y, como las vitaminas, la producción y la venta de melatonina no están reguladas por la FDA (Food and Drug Administration), ni por las distintas agencias de muchos estados. La melatonina en sí no produce muchos efectos secundarios, pero no se puede saber qué más hay en la pastilla. Incluso las dosis pueden ser distintas de lo que indican las etiquetas (un problema frecuente en los suplementos alimenticios). La mayoría de los médicos no recetan ni recomiendan suplementos de melatonina.

Por increíble que parezca, no hay un consenso sobre la vida media de la melatonina en el cuerpo, lo cual es algo insólito en el mundo de la farmacología. La Agencia para la Calidad y Mejora de la Salud del gobierno estadounidense (Agency for Healthcare Research and Quality), nota que la vida media es entre 30 minutos y dos horas y que “el tiempo medio para alcanzar los valores pico variaba desde 0,25 horas hasta 13 horas”. Esto es un margen enormemente amplio, seguramente debido a las distintas composiciones de los suplementos de melatonina.

Este es otro ejemplo de cómo los procesos de aprobación de medicamentos generan valiosos datos para todo el mundo – datos que pueden usarse incluso después de que los desarrolladores pierdan la protección de la patente. Es difícil medir la calidad y la eficacia de la melatonina que se puede encontrar en el mercado.

Los niveles altos de melatonina (ya sea natural o de pastillas) se asocian con la actividad fisiológica típica de antes de irse a la cama – somnolencia, temperatura baja y pérdida de calor corporal. Esto sugiere que la melatonina induce a dormir mejor o más tiempo. No son tan fuertes como los medicamentos de prescripción, y de cualquier forma, de hecho la Agencia de Alimentos y Medicamentos estadounidense (Food and Drug Administration) nunca ha aprobado la melatonina para los trastornos del ritmo circadiano del sueño.

Un meta-análisis de 2005 (un análisis de otros estudios sobre la melatonina) concluyó que el tratamiento con melatonina reduce la latencia del sueño, aumenta la eficacia del sueño e incrementa la duración total del sueño. Sin embargo el incremento medio no iba más allá de 13 minutos. La  Agencia para la Calidad y Mejora de la Salud del gobierno estadounidense realizó un meta-análisis y dijo que había una sustancial heterogeneidad entre los estudios acerca de la melatonina” lo que viene a decir que no hay respuestas claras.

Dudas acerca de la melatonina.

Otro meta-análisis mostró que para obtener un efecto de descanso tan sólo es necesaria una pequeña dosis de melatonina (unos 0.3 miligramos). Pero sin embargo las pastillas de melatonina disponibles comercialmente contienen 10 veces más de la cantidad efectiva.

La base de datos del gobierno estadounidense MEDLINE incluye la melatonina como “probablemente inocua”, aunque llama a la cautela de mujeres embarazadas y niños para los que podría no ser inocua. También previene del uso por parte de hipertensos, diabéticos, personas sufriendo depresión o ataques epilépticos.

Se están desarrollando para tratar el insomnio agonistas de la melatonina – compuestos químicos que en mayor o menor medida imitan a la melatonina del cuerpo. También se ha descubierto que la melatonina está relacionada con el tejido adiposo pardo. Podría elevar la actividad metabólica de los adipocitos, lo cual presenta interés para la investigación de la obesidad.

Algunos invidentes toman melatonina para poder dormir siguiendo el mismo ciclo que las personas que pueden ven (y que tienen el estímulo de la luz diurna para ajustar su ciclo). Esto parece funcionar aproximadamente en la mitad de los casos. A los adolescentes invidentes no se les recomienda el uso de melatonina por la precaución de que no influya en su pubertad. Se sabe que la melatonina en grandes cantidades inhibe la ovulación.

Recientemente se ha despertado cierto interés en el tratamiento del tinnitus con melatonina.

Tomar melatonina

Como con las pastillas para dormir de prescripción médica y como los antihistamínicos, la melatonina se toma poco antes de que la persona quiera irse a dormir. Después tomarla no se siente una somnolencia insoportable; se trata de un cambio sutil. Parece que lo más adecuado es tomar la pastilla de melatonina una hora antes de acostarse. Por ejemplo, alguien que haya volado hacia el este atravesando tres husos horarios y quiera irse a dormir tres horas antes de lo que su cuerpo está acostumbrado, tomaría el suplemento de melatonina una hora antes de irse a la cama.

¿De dónde viene la melatonina?

El etiquetado podría decir de dónde viene, pero probablemente no lo diga. Algunas melatoninas proceden de origen animal, también puede ser sintética.

La fórmula química de la melatonina es N-acetil-5-metoxitriptamina (número CAS 73-31-4). Esta es su estructura, para los que saben de química:

¡Dormir con la luz encendida produce cáncer!

No es cierto, pero un titular de hace unos años decía “Dormir con la luz encendida puede provocar cáncer por la supresión de la melatonina”. Dormir con la luz encendida reduce el nivel en sangre de melatonina. La melatonina es un antioxidante, y como tal puede ayudar a disminuir el riesgo de cáncer. También inhibe el crecimiento de tumores. Y completar el ciclo circadiano, lo que implica un periodo de oscuridad, conlleva beneficios para la salud general del cuerpo. Así que puede que sea beneficioso dormir sin las luces encendidas.

Es un poco exagerado decir que dormir con la luz encendida “provoca” cáncer. Existe la preocupación de que trabajar en turnos horarios variables conduzca a mayor incidencia de cáncer. Sin embargo un e studio epidemiológico de la Ohio State University no ha encontrado relación.

Sueños

Algunos consumidores de melatonina dicen que les causa sueños vívidos. De hecho parece que a algunos sujetos todas las ayudas al sueño les producen sueños más vívidos. La explicación más probable es que los medicamentos modifican el ciclo del sueño, y el sujeto sale del sueño en fase REM (cuando los sueños son más vívidos) a un despertar rápido – más rápido que cuando no se usan medicamentos. Por eso se tiene la impresión subjetiva de que el medicamento produce sueños vívidos.

La melatonina y el sueño en población anciana

La melatonina y el vino

La melatonina y sus Agonistas: actualización – British Journal of Psychiatry, artículo de 2008

 

La melatonina y medicamentos melatonérgicos en el sueño: posible mecanismo de acción

 

Es interesante remarcar que él era un dermatólogo y centró casi toda su labor investigadora en trastornos de la pigmentación. La melatonina es un pigmento, desde luego, pero se la conoce sobre todo por su papel en el ciclo circadiano.